logo covey
Consigue un 10% de descuento con el pago online de tu reserva
Las mejores promociones en el alquiler de tu vehículo - Más info
¿Necesitas ampliar tu flota y no sabes cómo hacerlo? No lo pienses más y minimiza gastos con el renting flexible Covey - Más info
¿Tienes dudas de qué vehículo es mejor para tus necesidades? - Consulta a nuestros expertos a través del chat
Contabilizar una furgoneta en renting

¿Cómo contabilizar una furgoneta en renting?

Covey Alquiler | 01/11/2021

Tanto si eres autónomo, como una empresa (independientemente del tamaño), para una furgoneta en renting, el 100% de la cuota mensual se contabiliza como gasto. Se trata de un arrendamiento operativo. Por el contrario, si esta misma furgoneta en lugar de ser alquilada, hubiese sido adquirida en propiedad, sería considerada un activo contable. Además, se trataría de un activo que se deprecia con el paso de los años y al que hay que sumarle gastos añadidos tales como seguros, reparaciones, mantenimientos, accidentes...
 
Es evidente que el renting simplifica la contabilidad, ya que se considera un gasto corriente fijo; la cuota mensual establecida, lo que agiliza las gestiones contables. Lo que significa que además, de un control absoluto de los valores contables (en lo que a movilidad se refiere), permite liberar recursos financieros, asumir mayor capacidad de endeudamiento y planificar mejor la tesorería.
 
Además, no olvidemos que el contrato de renting integra entre sus servicios, todos los gastos que hemos comentado inicialmente:
· Mantenimientos
· ITV
· Reparaciones
· Seguros
 
Así de fácil.
 
En definitiva, se establece un acuerdo-contrato por el que cada mes se paga una cuota fija y que te permite disponer de una furgoneta para atender las necesidades de tu negocio y en contabilidad, se considera como un arrendamiento.

Covey Alquiler | 01/11/2021

Contabilizar una furgoneta en renting
Tanto si eres autónomo, como una empresa (independientemente del tamaño), para una furgoneta en renting, el 100% de la cuota mensual se contabiliza como gasto. Se trata de un arrendamiento operativo. Por el contrario, si esta misma furgoneta en lugar de ser alquilada, hubiese sido adquirida en propiedad, sería considerada un activo contable. Además, se trataría de un activo que se deprecia con el paso de los años y al que hay que sumarle gastos añadidos tales como seguros, reparaciones, mantenimientos, accidentes...
 
Es evidente que el renting simplifica la contabilidad, ya que se considera un gasto corriente fijo; la cuota mensual establecida, lo que agiliza las gestiones contables. Lo que significa que además, de un control absoluto de los valores contables (en lo que a movilidad se refiere), permite liberar recursos financieros, asumir mayor capacidad de endeudamiento y planificar mejor la tesorería.
 
Además, no olvidemos que el contrato de renting integra entre sus servicios, todos los gastos que hemos comentado inicialmente:
· Mantenimientos
· ITV
· Reparaciones
· Seguros
 
Así de fácil.
 
En definitiva, se establece un acuerdo-contrato por el que cada mes se paga una cuota fija y que te permite disponer de una furgoneta para atender las necesidades de tu negocio y en contabilidad, se considera como un arrendamiento.
Noticias relacionadas
furgonetas de alquiler repartiendo en Madrid

El alquiler de furgonetas en Madrid para reforzar el abastecimient...

Motor furgonetas de alquiler

¿Diésel, gasolina o híbridos para el alquiler de furgonetas?

furgoneta frigorífica de alquiler

Alquiler de furgonetas en Andalucía, más que una alternativa